LOS CULPABLES

UN PRODUCTO DE PRIMERA

¡Poca broma con nuestras pizzas!

A la pizza, se la respeta, se la venera y se goza. Una mala pizza es una pizza perdida y en nuestro universo harinero sólo cabe lo mejor de lo mejor: harinas blancas e integrales cultivadas cerca de la playa para obtener el mejor grano posible. Molidas a piedra, claro, la duda ofende. El agua que utilizamos es mineral de baja mineralización y el aceite, como sólo puede ser: oliva extra virgen. ¿Y los ingredientes? Frescos, fresquísimos, de comercio local y proximidad pero sin renunciar a nuestra alma italiana: la mozzarella de Campania y la burrata de Puglia, imprescindibles. Con estos ingredientes y con nuestro flow, ¿Cómo no vamos a hacer las mejores pizzas de Barcelona?

Una pizza debe ser crujiente. Que cuando la abras los alvéolos sean generosos, sexys, promesas de suculencia. Por ello pre-fermentamos nuestra masa 24h para que se forme el gluten y la estiramos con los dedos para que no se escape el aire de la masa. Nos enloquece estar de harina hasta las trancas. Y si es de la buena, mejor: así nuestras pizzas no sólo están increíblemente buenas, además son nutritivas gracias a combinar harina blanca con integral y digestibles, porque la pizza fermenta en la nevera, no en la barriga.

Todos los ingredientes, to-dos, son naturales. Los procesados, al río. ¿Cómo puede estar buena una Margherita si el tomate no es fresco y triturado al momento? Como decimos, poca broma con nuestras pizzas: mozzarella, burrata, carne de Girona, verduras del Baix Llobregat… todas estas beauties llegan a nuestro obrador semanalmente, para alimentar nuestra pasión y vuestros estómagos de pizzas (por fin) brutales.

QUIENES SON

LOS CULPABLES

Nos declaramos culpables, no negamos ninguno de los cargos: jóvenes, apasionados, provenientes de la restauración (de la de día y de la de la noche, que crápulas los hay 24 horas al día), enamorados de la cultura pop y urbana, de hacer las cosas con sentido, amigos (de nuestros amigos también) y residentes en Barcelona. Y con una única obsesión: conseguir las mejores pizzas de Barcelona, no sólo de sabor sino las más sorprendentes y exóticas. Porque si la mejor pizza del año fue una con piña, ya sólo nos queda llevar la imaginación al poder. Y a la boca, con buenos productos y haciendo las cosas bien hechas. Somos… ¡traficantes de harina!

Estamos calentando los hornos. Haz tu pedido a partir de la 19:00
Close